CELIA VIÑAS OLIVELLA

1915 - 1954


·
Celia y los niños
Clases, viajes, poemas, funciones de teatro… Todo gravitaba sobre los niños, “mis niños”, como decía ella. Es su “maestra Celia”, pero es capaz de hablar y escribir poemas en su lenguaje, implicándoles e implicándose en el aprender, en el vivir. Guillermo Díaz Plaja, su profesor universitario, escribió: “Imitar el modo expresivo del niño –como el del ángel- no es sencillo. Es preciso tener el alma fresca, sentirse realmente infantil ante la vida, percibir como un impacto fulminante en el corazón, sin intermediarios y sin fórmulas. Estar en contacto ilusionado con la renovada inocencia del cielo y de la tierra… No. Esto no es fácil. Se necesita toda la intrépida alegría vital, toda la sinceridad vehemente, toda la sinceridad vehemente, toda la voluntad de inocencia que Celia Viñas posee”.
Los poemas de Celia Viñas continúan publicándose en nuevas ediciones, como esta de 2009.