CELIA VIÑAS OLIVELLA

1915 - 1954


·
Temprana muerte
Lo inesperado del deceso, el 21 de junio de 1954, sorprendió todavía más porque Celia “era de tal vitalidad, de tal fuerza creadora en todo su ser humano y literario que parecía imposible su muerte”, tal como afirmó Jacinto López Gorgé con motivo del XX aniversario de su fallecimiento. La noticia corrió rápidamente y fue recogida por periódicos y revistas. Tuvieron lugar una serie de actos de homenaje, organizados por sus alumnos, amigos, lectores y entidades públicas. En el mes de octubre de ese año, el Ministerio de Educación Nacional le concedió la Encomienda de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio. En los años y décadas siguientes se han publicado diversos estudios y se han celebrado exposiciones y actos dedicados a su vida y su obra, de valor inestimable para la conservación y difusión de su memoria. Hoy, en Almería, el Instituto de Enseñanza Secundaria Celia Viñas, lleva su nombre como reconocimiento a su labor y su persona, manteniéndolo muy cerca de los estudiantes a los que tanto quiso y tanto dio.
Esta es la dedicatoría que le escribieron los antiguos alumnos de su Instituto.